EL SATIRO SORDO PDF

El stiro sordo, Rubn Daro Habitaba cerca del Olimpo un stiro, y era el viejo rey de su selva. Los dioses le haban dicho: "Goza, el bosque es tuyo; s un feliz bribn, persigue ninfas y suena tu flauta". El stiro se diverta. Un da que el padre Apolo estaba taendo la divina lira, el stiro sali de sus dominios y fue osado a subir al sacro monte y sorprender al dios crinado. En balde en las espesuras de la selva llena de pjaros se derramaban los trinos y emergan los arrullos. El stiro no oa nada.

Author:Kajar Nesar
Country:Malta
Language:English (Spanish)
Genre:Marketing
Published (Last):3 November 2014
Pages:359
PDF File Size:19.75 Mb
ePub File Size:6.53 Mb
ISBN:379-3-58117-464-8
Downloads:27810
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Groshura



Ambrosius, amante del arte, las contemplaba con placer; las consideraba obras maestras. El enorme bosque, lugar de leyendas, fantasmas y hombres lobo , llegaba hasta los muros de la ciudad por dos puntos. Armado con agua bendita, secundado por multitud de ciudadanos que portaban antorchas, barras y alabardas, Maspier condujo al sacerdote hasta el lugar del crimen.

Y varios de ellos presenciaron la marcha del infame agresor, ocultando las estrellas con sus alas terribles. Salvo en casos de extrema urgencia, muy pocos se atrevieron a salir de noche. Los habitantes, llenos de miedo, caminaban rezando. Tanto el arzobispo como sus subordinados se confesaron incapaces de combatir el horror.

Enviaron un emisario a Roma, en busca de agua bendecida personalmente por el Papa. Todo el mundo pensaba que los poderes del mal estaban emprendiendo un formidable asalto para poner a prueba la fe cristiana de Vyones. Los rayos no llegaban hasta la parte baja de la estrechacallejuela; no pudo evitar estremecerse mientras aceleraba el paso entre sombras.

Aquella noche la taberna contaba con pocos parroquianos. Todos sus ademanes rezumaban lascivia, del mismo modo que en el otro exudaba un odio homicida y una ilimitada maldad.

La taberna devino un torbellino de gritos y convulsiones, de sombras que forcejeaban en la oscuridad. La sala estaba llena de gente que portaba antorchas, cuchillos y alabardas. Contemplaban los cuerpos sin vida, inundados de vino y sangre. Pese a su resistencia, siguieron los movimientos compulsivos y las contorsiones; los talones lo arrastraron hacia fuera.

Clark Ashton Smith

BARBARA CARRELLAS URBAN TANTRA PDF

EL SÁTIRO SORDO Y OTROS CUENTOS

Maucage Johann Wolfgang von Goethe. Al dormir su siesta sobre la tierra negra y amable, le daban su olor las hierbas y las flores. Y Mecenas se paseaba por todos, con la cara inundada de cierta majestad, el vientre feliz y la corona en la cabeza, como un rey de naipe. Era la hora del chartreuse.

GIGATRUST DESKTOP PDF

Azul... Resumen y Análisis de ¨El sátiro sordo¨ (Cuento griego)

.

BRAD PATTISON UNLEASHED PDF

El satiro sordo

.

GARAGENVERORDNUNG BW PDF

El sátiro sordo

.

Related Articles